relajación profunda

22-04-2011 Día 27

Practicando la relajación profunda.

Hemos empezado el día con relajación, nada más pasar lista a las 8:15 am, pero como de costumbre no me encuentro a gusto en relajación, me es más estresante que relajante, por lo menos esta vez no me he alterado como en otras ocasiones.

Cada vez es una persona distinta la que efectúa la actividad de relajación, por lo que la voz me influye mucho, cuando lo hace pepita me encanta, siento una relajación profunda, tiene una voz muy dulce y tranquila, además su imaginación para trasladarte a otro lugar me gusta, cosa que con pepito me pone de los nervios, lo mejor que tiene es cuando hace una pausa.

Lo que, tras salir del centro, más me ayudaría a conseguir una relajación profunda, fue curiosamente la relajación con música y más concretamente tocando la flauta dulce, aunque no se música, no se me da mal, llevo mucho tiempo sin hacerlo y es un sonido que me produce un verdadero éxtasis de sosiego.

Hoy tengo llamadas, me gusta esa sensación, me da una sensación de desahogo profundo esperar hablar con mis familiares, saber que se interesan por mi y que todas las semanas se preocupan de tener un ratito para mí, aunque también me doy cuenta de lo mal que me he portado en muchas ocasiones y como me siguen apoyando.

No creo que llame mi hermana, pero mi niña y mi pareja si espero oírlas, el viernes pasado no hable con Sara, debían de dejar a hacer más llamadas a los familiares, siempre tienen que repartirlas y pasa que con algunos hablo cada 15 días.

En la actividad de autoanálisis he sentido frustración, pues hubo comentarios que no son coherentes, lo que no he podido controlar, los hay que hablan por hablar, como pepito y otros lo hacen con rencor como pepito, lo que al final hace perder el objetivo de la actividad, además le saque una crítica a pepito por estar en la cama, en vez de preocuparse de su recuperación, este compañero me cae como una patada ahí mismo.

No debo dejar influenciar, y dejarme llevar por mi carácter, basta con que sus críticas me escurran, lo que hace falta son críticas constructivas y no atropelladas, con actividades que salen así, la relajación que puedas obtener por la mañana se va a pique.

Los demás compañeros han hecho sus críticas desde la base de la semana, a los monitores les gusta mucho dar la vuelta a la tortilla y muchas veces hablan sin entender el sentimiento impreso en papel. Debo de centrarme en mi mismo y dejarme sugestionar de mi alrededor de cosas negativas y buscar relajar mis emociones y autoexigencia.

Las llamadas han sido largas, como siempre en la crítica hora, comiendo, mira que me da rabia. Están todos de vacaciones menos yo, aunque si lo pienso no me encuentro mal aquí, es cómo hacer una acampado en la naturaleza.

Pude hablar con mi pareja, a la que echo mucho de menos, mi madre al final se ha echado a llorar, pero no me ha contado porque, otra incertidumbre hasta la semana que viene, me ha dejado triste, se ha despedido muy pronto y ha colgado, comprendo que lo esté pasando mal, me arropa más en la decisión que he tomado por lo que me ha dicho.

Es posible que el día de la segunda semana de abril vengan, aunque no puedo hacerme ilusiones, puesto que el equipo técnico decidirá y no quiero entrar profundamente en mosqueos, para llevar mi estancia mejor, prefiero estar tranquilo y relajado, el equipo técnico muchas veces da la vuelta a la situación.

En estos casos echo de menos los paseos por el río, el sonido me produce una tranquilidad, ya nos hablaron también de la relajación con agua.

La gente que hay, en parte se contradice en las críticas, pues hay que predicar con el ejemplo, pero no quiero entrar en el juego del malestar.

Bueno, el día ha continuado con una película de 007, un petardo para pasar el rato, siempre hay que romper la rutina, y aunque sean películas cutres es un momento de relajación.

Para el viernes que viene espero tener algo claro sobre mi primera visita, espero sea lo más complaciente y poder abrazar a mis seres queridos, pudiendo mostrarles una buena imagen mía.

En el día de hoy me he sentido un poco aislado, no sé si me estoy deprimiendo un poco o veo que hay cosas que no me gustan, el caso es que no me encuentro a gusto, pero debo seguir, pues debo comprobar que no me equivoco, desde luego hoy no me aguanto ni yo, por que aguantar a otros.

Al volver a leer “por qué aguantar a otros”, me doy cuenta de la poca paciencia que tenía, mi meta diaria en ese momento era – tolerancia y paciencia – y es algo que a día de hoy no he conseguido manejar efectivamente, reconozco que soy poco tolerante, la impaciencia la controlo mejor, gracias también a controlar otros aspectos como la autoexigencia.

Ni que hablar de obtener una relajación profunda, una vez que estas en la vida cotidiana, me es difícil, alguna vez he probado la relajación con agua escuchando música, pero al final me siento que tengo que hacer algo, me cuesta estar quieto.

Escuchalo en podcast.

Para poder ver este contenido debe estar registrado en la web. Si aun no esta registrado le agradeceria lo hiciera, podrá ver más entradas solo para usuarios registrados. muchas gracias.

Ayuda compartiendo este Blog

Deja un comentario

Ayuda difundiendo este Blog Compartir es dar ayuda