Monotonía y aburrimiento.

Aburrimiento, un enemigo de la abstinencia.

Un gran enemigo de la abstinencia es la monotonía y el aburrimiento. Es la puerta hacia la recaída.

Para empezar la monotonía de la vida hace que sigamos pautas inconscientemente, eso hay que cambiarlo y la verdad es que cuesta y una de las cosas por la que cuesta es el aburrimiento. Beber o estar en un bar las horas muertas sin hacer otra cosa que entretenerlos, perdiendo el tiempo. Cuando estás aburrido o evitando responsabilidades acudiendo al bar, ¿Cuántas veces lo has hecho?

Pues hay entra saber aburrirse para controlar los impulsos, que llevan a satisfacer la necesidad de consumo y ¿cómo? pues yo lo aprendí gracias a la terapia que seguí. Habrás oído alguna vez que el alcohólico abstinente se convierte en ludópata con mucha facilidad, pues sí los hábitos y la monotonía, no vale con entrar en el bar (algo que debes evitar) y que no bebas.

El aburrimiento hará que tu chip de adicción busque placer de otra manera y una forma es echar unas monedas a la máquina y esto sucede más veces de las que crees, no solo si estas en el bar, hay muchas llamadas a la adicción en la vida.

Es importante saber aburrirse.

Es importante aprender a aburrirse para controlar la necesidad de placer adictivo. Una forma de controlar el aburrimiento es hacerse un planning y obligarse a cumplirlo, Mira unos consejos, de esa manera adquieres responsabilidad

También tienes que tener en cuenta que tendrás muchos amigos de bar, pues bueno vete haciendo a la idea que mejor dejarlos, no te interesan, no tienes control de decir no ya dirá el tiempo si valen la pena o esas amistades. Pero ya hablaremos de esto en otro post.

Recaída. La falsedad en el proceso de la abstinencia.

Durante mi tratamiento algo que se temía era la recaída. O sea, volver a beber después de un tiempo de abstinencia. No es un proceso de la abstinencia, como oí comentar en algún otro grupo de apoyo para dejar el alcohol.

El volver a caer en el alcohol durante un tratamiento es síntoma de dos cosas.

El tratamiento no se ajusta a tus necesidades.

Tú no quieres dejar de beber.

La recaída es el proceso de dejarse llevar por el autoengaño. Si no se tiene una base sólida para manejar situaciones donde el alcohol esté presente, es mejor apartarse, o mejor no exponerse a esas situaciones.

Como ejemplo te pondré que si estás dejando de beber y llevas un par de meses. No quedes con amigos con los que solías beber. Además. Puede ser que esos amigos no sean tal. No tienes que dar explicaciones del porqué no bebes. No quiero y punto. No dejas que, porque piensen “cosas” de ti, tengas una recaída. El “nadie se va a enterar”. Como que no, te enteras tú, si no eres sincero contigo mismo. Nunca saldrás y tendrás una recaída tras otra.

Gestión del tiempo.

Parece algo simple, sobre todo cuando estás realizando una vida cotidiana, trabajamos, vamos a casa, salimos de vez en cuando, realizamos actividades de ocio con la familia, amigos.

Eso para un adicto no es así, el adicto gestiona su tiempo alrededor de su adicción. Como por ejemplo en el alcoholismo, pasando la mayor parte de ese tiempo en bares, o el ludópata pasándolo jugando en máquinas o casas de apuestas.

A lo largo de los años, ese comportamiento se vuelve una rutina, es su vida, y no sabe realizar otras actividades, por que esas otras actividades no le llenan y no calman su deseo de complacerse con su adicción.

Es hay donde radica la gestión del tiempo cuando empezamos a dejar de consumir. Uno de los recursos más fiables es realizar un horario, donde reflejar las actividades y horas a las que debemos atender.

Estas actividades pasan desde levantarse, hacer la cama, desayunar tranquilamente, tener un tiempo para ocio, ya sea pasear, realizar alguna tarea que antes tenía como hobby. Son muchas las tareas que podemos implementar en la gestión del tiempo.

Es por todo esto la importancia de saber aburrirse, aun cuando se están realizando estas tareas “obligadas”. Pero resultan de suma importancia, para mantener ociosa a la persona.

Sigueme en mi podcast.

Ayuda compartiendo este Blog

2 comentarios en «Monotonía y aburrimiento.»

  1. Buen post.
    Para superar una adicción es fundamental no olvidarnos del ambiente en el que consumimos la sustancia ni de quienes nos acompañan en ese consumo. No basta con dejar de consumir. Siempre hay que ir más allá, preguntarse qué es lo que nos lleva a beber o a jugar o a fumar más de lo que sería recomendable. Y ese aburrimiento del que hablas suele estar detrás de esa necesidad tan insana. El enemigo no son los bares, ni el alcohol, ni las maquinitas, sino ese aburrimiento que nos hace ver en cualquiera de ellos nuestra equivocada solución.
    Conocer gente nueva y empezar a hacer cosas diferentes acostumbran a ser buenas opciones para combatir ese aburrimiento, esa sensación de vacío.

    Un saludo,

Deja un comentario

Ayuda difundiendo este Blog Compartir es dar ayuda