El tiempo pasa

Va pasando el tiempo, un mes en rehabilitación.

25-04-2011 Día 30

Hoy es un día especial, hago un mes en el centro, el tiempo transcurrido parece haber pasado rápido, pero el día a día hay que vivirlo. La novedad del centro, ir conociendo los sitios y las terapias propias de la recuperación han perdido la novedad y se va notando la rutina.


En todo este tiempo he progresado, noto mejoría y la cabeza más centrada, me siento más tranquilo, aun así, noto que mi falta de retención sigue igual, era algo que pensé notaría más, pero me sigue fallando la memoria, espero que con el tiempo vaya mejorando, de momento es mi caballo de batalla.

Un mes, volviendo a leer el diario, me doy cuenta de los esfuerzos que hice durante mi primera etapa en el centro. Desde mi entrada como novato, parece lejano en el tiempo.

El día de hoy espero que pase acorde con mis objetivos, procurando constantemente superarme a mí mismo, esta semana estoy de responsable de lista y comunicados.

En actividades, como reeducación, se ha discutido mistificación, una palabra curiosa y que es de suma importancia para la recuperación y la abstinencia, te das cuenta lo que hacía tiempo atrás, engañándome a mí mismo y a los demás y creyendo estar con los pies en la tierra cuando estaba en un mundo paralelo e imaginario.

Después en magazine me he sentido un poco nervioso al leer el mío, el ancla, no sé por qué, aunque en ese momento me ha parecido triste y hoy ha habido mucho nivel en las historias que se han leído, lo que me alegra del grupo.
Tengo que esforzarme más, en hacer uno alegre, que no creo que me cueste, pues es el estado de ánimo con el que me siento, en gran parte del día.

He recibido carta de mi pareja, dos a la vez, aunque todavía no las he leído, pues la reservo para la noche, espero no llevarme alguna sorpresa, es muy dada a ello y a dejarme con intriga.

El día casi ha terminado, pepito, que viene sufriendo de ansiedad estos últimos días, ha tenido un roce con un monitor, el cual no me cae nada bien, me parece «un chuleta,» el roce ha sido porque pepito le ha pedido una pastilla de refuerzo para la ansiedad, y el monitor se la ha negado y como es natural, pepito se ha mosqueado, desde luego este personaje es de lo más gilipo…

En la comida han pasado a tutoría a Juanito, desde luego como ha cambiado desde el día que entró con el pelo teñido de rojo y amarillo, ya casi parece normal, me parece un tío legal.

Son pocas cosas las que pasan en el centro, monotonía y monotonía, cualquier otra cosa, da al entretenimiento, no es de extrañar que cuando entra alguien nuevo sea un acontecimiento.

La monotonía es tan grande, que muchas veces me cuesta plasmar en el diario el día a día, incluso parecería calcado del día anterior, pero un día volveré a leerlo y veré como he prosperado.

Cuando he leído esto último, de verdad que se me caían las lágrimas, después de nueve años volver a leer los esfuerzos que hice por plasmar en este diario, que comparto ahora, mi día a día en el centro, fue lo más grande.

He de reconocer que a medida que avance el diario y sobre todo en las últimas etapas las entradas eran puntuales y reflejaban las situaciones más destacadas. No os imagináis, los que me leéis la rutina y monotonía que supusieron esos casi siete meses en el centro.

Hoy he recibido una agradable noticia de mi pareja.

Con su suspicaz y doble sentido me ha dicho, si me quería casar con ella, cosa a la que estoy muy dispuesto, llevamos el tiempo necesario y la conozco lo suficiente, pero lo más importante es lo que me quiere, cosa que me ha demostrado día a día.

Los pequeños detalles, con los que me ha demostrado que no estoy equivocado y que solo le das importancia cuando quieres a una persona, aunque no estoy dando saltos, porque para mí es como si ya estuviéramos casados, aunque no tengamos papeles.
Si me gustaría darle ese regalo, sé que lo espera desde hace tiempo y ahora que tengo la cabeza despejada, sé lo que hago, si no se puede celebrar ahora, ya se hará, eso es lo de menos.

Pediré la opinión de mi familia, pues gracias a ellos y a su ayuda me estoy recuperando y ellos se merecen ser informados de mi decisión.

También Sara se alegrará muchísimo y estará contentísima, pena que no podamos darle un hermano, me encantaría tener un hijo y tener esa sensación de padre, pero tengo a Sara, a la cual quiero muchísimo y la echo mucho de menos, su sola presencia alegra la mía, no pensé que podría tener un hogar con personas que me quieren tanto.

Al tiempo no llegamos a casarnos, aunque estuvimos durante mucho tiempo juntos, 10 años. La vida da muchas volteretas y quizás dejar de beber y empezar a ver las cosas de otra manera, hizo ver la realidad.

Escúchalo en mí, Podcast.

Deja un comentario

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable Alfonso Muñoz arroyo.
  • Finalidad  Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Tu consentimiento.
  • Destinatarios  webempresa.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.

Boletín informativo

Boletines nuevos artículos.

Recibe los nuevos artículos que publiquemos el primero.

Sin publicidad ni molestias.

No te pierdas las publicaciones de Adicciones 0,0

Visita nuestro foroTu privacidad es nuestro lema.

Foro Adicciones 0,0

Si buscas un lugar donde compartir experiencias, y poder realizar preguntas,

no dudes en visitar el foro de Adicciones 0,0.

Tu experiencia tiene valor.

Aviso sobre nuestras Cookies. Utilizamos cookies propias y de terceros para obtener datos estadísticos de la navegación de nuestros usuarios y mejorar nuestros servicios.    Ver
Privacidad