Delirium Tremens ¿que es y que lleva hasta el?

Delirium Tremens ¿Qué es?.

El delirium tremens es la causa más grave de la abstinencia alcohólica en consumidores crónicos

El DSM-IV-TR define el delirium como un síndrome neuropsiquiátrico agudo y reversible.

Según el DSM-IV-TR los trastornos inducidos por el alcohol son: la intoxicación; la abstinencia con o sin alteraciones perceptivas; el delirium por intoxicación o abstinencia; la demencia; el trastorno amnésico persistente; el trastorno psicótico; el trastorno del estado de ánimo; el trastorno de ansiedad; el trastorno sexual; el trastorno del sueño y los trastornos no especificados

https://www.academia.edu/6023168/DSM-IV-TR_Manual_Diagn%C3%B3stico_DSM-IV_TR

¿Qué lleva al Delirium tremens?

El delirium tremens se manifiesta a partir del 3 día de abstinencia de alcohol, en su tercera fase, la más grave, si bien entre las cuatro y doce horas se pueden observar problemas por no haber consumido alcohol durante ese tiempo, no es hasta las 24 horas cuando empieza la primera fase del cuadro de delirium tremens, con ansiedad y taquicardias, a partir de las 48 horas empezaría la segunda fase, donde los signos de abstinencia de la primera fase se agudizan.

Evidentemente la tercera fase es la más peligrosa tal y como se puede verse en el siguiente apartado FASES DEL DT.

Personalmente y durante mi tratamiento en el centro vi en primera persona los efectos de la abstinencia en su más grave cuadro, y la verdad que resulta asombroso ver al afectado como creía ver seres pequeños subiéndose por encima, ver como se descomponía de agitación y miedo. Tuvo que ser ingresado en el hospital y la verdad que no supimos nada de él hasta el mes y medio que volvió. Desde luego el delirium tremens es devastador.

Aunque lo más habitual es que el delirium tremens se produzca en personas que han estado consumiendo alcohol recientemente antes de pasar por la abstinencia, también puede producirse por otras causas cuando se ha tenido antecedentes de consumo de alcohol en el pasado, como puede ser un traumatismo craneal u otra enfermedad que padezca, por lo que en caso de traumatismo pueden darse los síntomas en un tiempo más prolongado.

Fases del DT

– Fase I: que consiste en un aumento del tono noradrenérgico, con temblor de manos, inquietud, ansiedad, insomnio, náuseas, sudoración, incremento de la frecuencia cardiaca y de la presión arterial. En la mayor parte de los casos el cuadro se resuelve en las primeras 24-48 horas.

– Fase II: los síntomas de la fase anterior empeoran, pudiendo llegar a producirse crisis comiciales (es decir, estados de coma).

-Fase III o Delirium Tremens: A esta fase solo llegan el 5% de los cuadros de abstinencia alcohólica y suele presentarse a partir de 72 horas desde el último consumo.

En ella los síntomas planteados en las fases anteriores siguen presentes y son muy intensos. Lo más característico son las alucinaciones visuales, en general muy vívidas, con importante repercusión afectiva, angustia y agitación psicomotriz importante (pero que no son imprescindibles para diagnosticar el delirium tremens).

Aparece también desorientación y gran confusión, y pueden presentarse delirios. La sintomatología puede ser fluctuante, empeorando de forma notable por la noche. La impresión clínica que produce el paciente con delirium tremens es de extrema gravedad.

Mónica Domingo Martínez https://www.ctmadrid-adicciones.com/delirium-tremens

A continuación, podemos ver las fases del delirium tremens más detalladamente.

Como no es de otra manera en el mundo del alcohol el delirium tremens puede desarrollarse por factores genéticos, como en otros estudios se ha debatido sobre el factor genético como predisposición al alcoholismo.

Síntomas.

Los síntomas pueden ser muy variados, por lo que podemos clasificarlos en cuatro grupos diferenciados, aunque puede haber empeoramiento durante la noche debido a la oscuridad

Ser menos consciente del entorno.

Como resultado puede ocasionar:

• Incapacidad de centrarse en algo concreto.
• Fijación por una idea, no siendo coherente para conversar.
• Atender a cosas sin importancia, distrayéndose con facilidad.
• Retraimiento.

Deterioro cognitivo.

Dificultad en las habilidades de pensamiento pudiéndose presentar en forma de:

• La memoria se vuelve poco eficaz ante sucesos recientes.
• Desorientación tanto en la ubicación como en ser consciente de quién se es.
• Hablar con incoherencia, sin tener sentido lo que dice.
• Dificultad para entender las conversaciones.
• Dificultad a la hora de escribir y leer.

Comportamiento inestable.

El comportamiento varía visiblemente pudiendo incluir los siguientes síntomas:

• Alucinaciones. (microzoopsias, táctiles).
• Desasosiego y comportamiento agresivo.
• Gritar o hacer ruidos sin sentido.
• Quedarse quieto e insociable.
• Moverse lentamente, como aletargado.
• Alteraciones del ciclo del sueño.

Perturbaciones emocionales.

Estos síntomas pueden mostrarse de la siguiente manera:

• Ansiedad y miedo, pudiendo llegar a la paranoia.
• Depresión.
• Irritabilidad.
• Euforia.
• Dejadez.
• Cambios en la personalidad rápidos e impredecibles.

Cuadro de síntomas médico

cuadro medico delirium tremens
Cuadro médico DT

Grupo de síntomas por tipo.

Podemos identificar entre los síntomas del delirium tremens tres grupos de síntomas diferentes y clasificarlas por tipo.

Hiperactivo.
En este grupo la persona se encuentra muy activa e inquieta, hay una mayor posibilidad de alucinaciones.

Hipoactivo.
Este grupo es contrariamente al anterior, la persona muestra un alejamiento de su entorno, sus movimientos son lentos, disminuye la paranoia.

Mixto.
Como su nombre indica pueden aparecer síntomas de los dos tipos anteriores entremezclándose.

Consideraciones.

Hay que tener en cuenta que dado los graves síntomas que presenta la tercera fase del DT, pudiendo llegar incluso a la muerte del paciente, es de vital necesidad que sea ingresado con urgencia y en ningún caso suministrarle medicación, únicamente es un médico quien puede valorar el estado y proceder en consecuencia.

Los familiares de personas alcohólicas tienen que tener presente que, si la persona decide dejar de beber por su voluntad y sin un inicio en el proceso de abstinencia vigilado por personal cualificado, que pueda vigilar este proceso y poder suministrar la medicación precisa.

También en casos que, por fuerza mayor, tanto el alcohólico como cualquiera que beba en exceso durante un tiempo prolongado, puede ser propenso a sufrir delirium tremens, como por ejemplo quedar aislados por temporal climático, viajes en avión con una duración prolongada.

Si dudas o quieres cerciorarte si hay posibilidad que la persona tenga dependencia del alcohol puede consultar los siguientes test.
Test de CAGE enlace post
Test de AUDIT enlace post

Dejar de beber es posible, puedes leer este interesante articulo para saber como dejar de beber en tres fases.

Ayuda compartiendo este Blog

Deja un comentario

Ayuda difundiendo este Blog Compartir es dar ayuda