¿Cómo dejar de beber alcohol?

¿Cómo dejar de beber alcohol en tres etapas?

No es hay una respuesta fácil a ¿Cómo dejar de beber alcohol?.

Estas tres etapas que se complementan con actuaciones individuales, y que hacen posible para la persona que desea dejar de beber alcohol, conseguirlo.

Es evidente, que no existe una varita mágica, para dejar de beber alcohol, que cuando te toca te hace olvidarte del consumo de alcohol, es el esfuerzo, la convicción y la sinceridad con uno mismo, lo que hace posible llegar al final del camino, para empezar otro camino, con una vida libre de la dependencia del alcohol.

Las tres etapas son las siguientes:

Concienciación del problema.

Admitirlo y desear dejar de beber alcohol. Es el paso más importante y sobre el cual se basa todo tratamiento.

Acto de compromiso.

Donde pides y comunicas a tus familiares y amigos tu intención de dejar de beber alcohol.

Inicio en el abandono del consumo del alcohol.

Empiezas a desintoxicarte, donde acudes a grupos de apoyo, y te pones en manos de especialistas para recibir ayuda, ingresas en un centro terapéutico.

Como dejar de beber alcohol en tres etapas

La concienciación del problema.

1 Admitir el problema y decidir dejar de beber.

Es el primer paso y el más importante, el más difícil de tomar, ver, sentir y admitir, que el alcohol es un problema en tu vida, que tú asociación con la bebida te hunde, que necesitas dejar de beber alcohol.

Ya sabes que tienes un problema, porque has vivido situaciones, que, por culpa del alcohol, te han asustado, pero cuando ha pasado el susto, todo vuelve a la normalidad del consumo.

Cuando admitas el problema y quieras dejar de beber alcohol, tendrás el mayor paso que podrás dar para dejar de consumir alcohol.
Te puedo asegurar, que hasta que no tomes esta decisión de admitir el problema, no valdrá de nada lo que hagas, ya que, si no se admite, no encontraras razón para salir de la bebida.

2 Concienciarse para el cambio que se producirá.

Debes empezar a pensar, que se producirán muchos cambios y muy importantes.

Piensa que te costara acostumbrarte y que te agobiaras y tendrás ansiedad, por lo que tendrás que prepararte para superar estos cambios. En los puntos siguientes verás como hacerlo.

Y si, lo has pensado lo primero. ¡!No podre beber más!! No es el fin del mundo, todo lo contrario.

Empieza a pensar positivamente.

Piensa que cambiara tu modo de divertirte.

Cambiará tu modo de socializar, a mejor.

Tus compañías, seguramente empezaran a ser más valiosas, aportándote más calidad de vida.

No te agobies por todos estos cambios. Irán produciéndose poco a poco, lo importante es concienciarse que dejar de beber alcohol mejorara tu vida, cambiando la actual.

3 Anota porque bebes y que te llevo a consumir.

Antes de ponerte a apuntar en una hoja, piensa si te sientes tranquilo y sincero contigo mismo, con el pensamiento que te ha llevado a dejar de beber, esto hará que los pensamientos fluyan con más sinceridad.

Es difícil averiguar que lleva a una persona a beber, descartando hechos traumáticos, como una pérdida o una depresión.
Tienes que retroceder en el tiempo e intentar ir siguiendo las migas de pan.

¿Cuándo empezaste a tomar por primera vez alcohol, como te hizo sentir?.

¿Cuándo, normalmente bebías?, con amigos, en fiestas, acontecimientos, intenta hacer una cronología y comprueba como fue aumentando el consumo y el tiempo que has dedicado a beber.

Contéstate a ti mismo, ¿por qué bebo? Es difícil, hazlo de manera, que te preguntes al mismo tiempo ¿Cómo soy?.

Bebo más por sentirme solo, por creerme una persona poco apreciada.

Mi autoestima no existe, piensas que no vales y te sientes desplazado.

Piensas que es la manera en la que hay que divertirse.

4 Acude a un psicólogo, médico o centro especializado.

Yo, personalmente recomiendo la primera opción, visitar a un psicólogo, ¿por qué?.

En el punto anterior habrán surgido situaciones, como que bebía por sentirme solo, o desplazado, situaciones con tu autoestima destrozada y la manera de compartirlo, sacándolo fuera es con un psicólogo, y no, no es que estés loco, el cerebro es un órgano más del cuerpo humano, y si está malo, hay que acudir a quien lo conoce.

Te sorprenderá lo que alivia y obtienes, compartiendo tu problema.

Pero eres tú, quien debe tomar la decisión de acudir al sitio, en el que te encuentres más cómodo, explicar a otra persona tu problema no es ni fácil ni agradable.

Acudir a un centro especializado es otra de las elecciones que no debes dejar pasar. No te agobies con el hecho de dejar de beber y acude si es posible con alguien que te apoye. Recuerda, es un primer contacto, no vas a ingresar ya, no te abrumes, hay muchas opciones de asociaciones de adicción para ayudarte.

5 Comunica tu decisión a familiares y amigos.

Ha llegado el momento de comunicar a los demás tu decisión de dejar de beber alcohol.

Es muy importante que no lo sueltes como si fuera algo trivial. El típico caso que se suelta de golpe. ¡! voy a dejar de beber!!

Espera el momento adecuado, pregunta a tu familia, como podría ayudarte para dejar de consumir alcohol, que te has estado preparando mentalmente para la decisión de abandonar el consumo. Comenta los pasos que ya has dado.

Informar a tus familiares y amigos más allegados tu decisión, va más allá de que lo sepan, coméntales que eviten beber en tu presencia, esto es muy importante, que no te reprochen actos anteriores, existe información para que los familiares conozcan el problema de la adicción y sepan actuar.

Decírselo también te hará adquirir más compromiso con tu decisión de abandonar el consumo de alcohol.

El acto de compromiso.

1 Trabaja tu motivación, controla tus emociones.

Es hora de que tus emociones no te la jueguen, tendrás altibajos, y tus pensamientos serán contradictorios, estarás nervioso, pero no debes dejarte vencer por ellas, aprenderás a controlarlas.

Debes seguir trabajando la motivación, visita a quien te esté ayudando, no te quedes solo, dándole vueltas a la cabeza, te jugaras malas pasadas y puedes auto engañarte con facilidad, lo llevas haciendo mucho tiempo, no abandones lo conseguido.

Puedes trabajar la motivación, sustituyendo la bebida por otras, como refrescos, no lo sustituyas por bebidas excitantes como café, té o energéticas, te afectaran negativamente, de esta manera te motivaras poco a poco, obteniendo grandes pasos.

2 Nada de alcohol en casa, elimina estímulos y tentaciones.

Primordial, nunca tengas alcohol en casa, nunca, ni que puedan venir visitas, ni para cocinar, ni nada por el estilo, deja de engañarte y tira todo, y si te acompaña alguien mejor, así evitaras la tentación del último trago.

Hasta que no seas capaz de estar con alguien que se está bebiendo una cerveza, por ejemplo, en una terraza o antes de comer, tú en tu casa no bebe nadie y, es más, piensa que si lo hace una persona que sabe tu decisión de dejar de beber alcohol, no te estará respetando, y tú, y tu autoestima es lo primero.

3 Aprende a decir no.

NO, ¿es fácil?.

Pero cuando se trata de rechazar alcohol, no lo es, sobre todo si estas con la misma gente que has parado siempre.

Debes aprender a decir NO. Muchas veces las personas preguntarán ¿pero no quieres nada?, ¿Una cerveza?, ¿Estás malo o qué?
Pues NO, es que no quiero, y no hay que dar más explicaciones, no entres en dar excusas, debes aprender a posicionarte.

Cada vez que digas NO, estarás dando un gran paso.

4 Cambia la manera de vivir.

Tendrás que tomar decisiones importantes, relacionadas con las compañías que frecuentas y hábitos de tu vida cotidiana.

Tus amigos ¿beben todos? Valora esas amistades, aléjate de las amistades tóxicas, es lo mejor mientras ahondas en tu deseo de dejar el alcohol.

Empieza a mantenerte ocupado, esto hará que tu cabeza esté atareada, puedes hacer cursos, volver a tener hobbies, incluso un voluntariado, con este conseguiremos dos cosas, estar ocupado y hacer nuevas amistades.

Haz ejercicio, no hace falta apuntarse a un gimnasio, anda todos los días, por la mañana haz unas tablas de ejercicios, coge una rutina, lo agradecerás.

Pero sobre todo intenta alejar de tu vida lo cotidiano como ir a bares, puedes ve a tus amigos en otros sitios, si valoran tu amistad te ayudaran.

El inicio en el abandono del consumo del alcohol.

1 Intégrate en un grupo de apoyo

Integrarte en un grupo te ayudará a comprender mejor el problema del alcohol. Nuestro foro también te puede servir de ayuda.

También te hará involucrarte más en lo que será tu constancia para dejar de beber alcohol.

Te valdrá para adquirir conocimientos, a través de las experiencias de otros miembros.

Es importante que te sientas cómodo con el grupo, al principio te costara, es normal, pero te iras integrando, habla y darte a conocer, a nadie le gusta que conozcan sus problemas, pero el grupo esta para ayudarte.

Elige un grupo que te haga sentir cómodo, suele venir bien que sean miembros de edades parecidas. No te obligues con un grupo, en el que no te sientes cómodo, no tienes que obligarte, hay muchas asociaciones y grupos donde encontraras tu sitio.

2 No tomes grandes decisiones de momento.

No es el momento de las grandes decisiones, pueden desestabilizarte, posiblemente te puedas sentir eufórico de lo conseguido hasta ahora, pero hay que tener prudencia.

Las grandes decisiones aún tendrán que esperar, de lo contrario, puedes recaer otra vez en el pozo, al no conseguir tus expectativas, tendrás que entrenar más la frustración y la euforia, todo llegara.

3 Completa un tratamiento.

Es hora de empezar un tratamiento, ¿Cómo?.

Durante el proceso para dejar de beber alcohol, te habrán ido informando de centros o asociaciones, ya sean particulares o de pago, de tratamiento de día o ingresando en un centro, todos son buenos, porque cada persona tiene unas necesidades particulares, es cuestión de dar con la tuya. Uno de los más conocidos es alcohólicos anónimos.

Aprenderás muchas herramientas que utilizaras a lo largo del proceso, para mantenerte sin consumir alcohol.

Es comprensible, que, si estás trabajando, ingresar puede suponer un problema, pero debes valorar lo primero tu salud, y dejar de beber alcohol es primordial para ella, prueba en un centro de día, los profesionales te guiaran, saben muy bien lo que te conviene.

4 No te obligues marcándote una fecha.

Marcarse fechas puede agobiarte más que beneficiarte, la mejor fecha que puedes marcarte, de hacerlo, es mañana, un día más sin beber alcohol.

Hay que ir poco a poco, día a día, no todas las personas tienen la misma capacidad, ni todos sufren el alcoholismo de igual manera, unos saldrán antes y otros no saldrán.

Tu preocupación solo tiene que ser, seguir sin beber, y día a día, cuando mires atrás, te sorprenderás de todo lo conseguido.
Recuerda, no te agobies, dejar de beber alcohol no es una carrera, tómatelo de fondo y sin pausa, pasito a pasito lo conseguirás.

Ayuda compartiendo este Blog

Deja un comentario

Ayuda difundiendo este Blog Compartir es dar ayuda