3 razones tratamiento

Es la propia persona quien se desintoxica, es la propia persona quien no vuelve a consumir y es la propia persona quien evitara volver a caer.

3 razones, no todos tienen el mismo objetivo.

No por el empeño de ingresar a una persona o intentar que una persona deje una sustancia se va a conseguir. Es duro, pero en ocasiones hay que arriar los botes para salvar el conjunto.

Vacaciones. Los que buscan un retiro.

A lo largo de mi estancia en el centro, fui dándome cuenta que no todos venían razón, de dejar la adicción que tuvieran, ya sea por alcohol, cocaína, juego, es igual, mucha gente pasaba por el centro, y no solamente este, como una manera de tomarse unas vacaciones, dar un respiro al cuerpo de sustancias, tomaban un tiempo de descanso, si parece raro, pero los había que venir aquí era para descansar y tomar fuerza, así seguir en el camino del consumo.

Y esto lo sé por diversas conversaciones con compañeros, incluso uno me llego a sorprender, dado que, su interés era únicamente, pasar tiempo, me contaba en los centros que había estado y no hablaba de centros tipo proyecto hombre o relacionados, no, hablaba de centros de cuasi lujo, incluso en uno con golf.

Otro de los casos fue el de un hombre de casi 80 años, si esos años, cuya familia, cada uno o dos años había estado ingresando en este mismo centro que yo hice mi terapia, ya más por evitar que consumiera coña, que era su bebida, que por que dejara de beber. Una persona de lo más antisocial y prepotente, que se veía obligado a ir de vez en cuando alguna terapia, y la verdad que mas molesto que otra cosa, pues la sensación que me daba era la de estar en un sitio que, con pagar, valía estar.

Hay que ir muy convencido de la decisión de dejar la adicción, en cualquier centro, hay personas que pueden llegar a influir de manera negativa, dando a pensar que esto es un retiro, si la persona que está realizando el tratamiento ya por sí es susceptible, o tiene poca autoestima, dejándose llevar por otras con una personalidad más fuerte, está abocada a no sacar nada en claro de la terapia.

Tratamiento. Los que tienen un objetivo.

Por qué no dar la oportunidad, siendo la primera vez, es importante dar ese voto de confianza, una vez en terapia, el adicto tiene la oportunidad de ver posible vivir sin consumo, y esa misma razón, de ver que puede llevar otra vida y recuperar la confianza y autoestima, cualidades que le ayudarán en la futura abstinencia.

Es importante que el paciente se sienta cómodo en su tratamiento, es una de las razones que le puede llevar a conseguir el objetivo que se busca, esto no consiste en un castigo, y debe estar en contacto con la familia, de manera que puedan interceder en caso de que su familiar no se sienta en condiciones óptimas para seguir el tratamiento, como puede ser que no tenga un seguimiento profesional, y llegado el caso, incluso personalizado, que no se sienta ayudado por diferentes terapeutas, con los que pueda hablar e intercambiar impresiones sobre su seguimiento.

Advierto que, debe tratarse de alguien que quiera dejar de verdad su adicción, y si, ya sé que es difícil creer a las personas que durante tanto tiempo han estado bajo los efectos de sustancias que alteraban su comportamiento social, engañando, jugando con la familia, evadiendo responsabilidades, pero también la familia debe ser consciente que hay que dar un voto de confianza, no hay nadie mejor que la familia para poder evaluar la sinceridad del afectado por el consumo.

En un adicto cuyo deseo sea dejar el consumo, pueden darse multitud de emociones, ya sean en momento de lucidez donde se da cuenta del daño que se hace a sí mismo, como el que ocasiona, son emociones que trastornan más aún la personalidad y el comportamiento, sentirse atrapado por una sustancia y no poder dejarla, pedir ayuda y saber que no la volverá a probar, decir que tiene un problema y querer que todo fuera normal, pensar que aunque haga daño y su comportamiento esté matando una relación, creer que todo se resolverá, y no, no es así.

Pero no todo es pesimismo y no todo es perder lo que se quiere, está el uno mismo, el que quiere rehacer su vida, y no se puede dejar de hacerlo porque se haya perdido, a causa del consumo una relación, o se haya alejado de la familia, no es excusa para no empezar a liberarse de lo que está arrastrándote al fondo.

Todo se puede volver a empezar, si lo piensas, quién no te va a querer, no será mejor tener una relación sana, y con esto está claro que, no es para nada inteligente tenerla con una persona, que aunque no tenga un problema agudizado con ciertos hábitos sociales, como beber, no es nada recomendable para la persona, que deja atrás un problema, verse cercano a lo que se lo produjo.

Prisión. Los que no quieren estar.

Es triste saber que también hay cierto porcentaje de adictos que nunca saldrán, bien por no quererlo, bien por dejarse arrastrar otra vez, bien por no tener apoyo, y esto sí que es triste, porque si alguien lo quiere y no tiene un apoyo porque no se lo den, es una persona que se deja de lado.

Recuerdo casos durante mi tratamiento, que compañeros en salidas programadas consumieron, no todos fueron expulsados, siempre hay una debilidad durante el proceso de desintoxicación, pero no es la recaída, un proceso en sí de la recuperación y esto es una de las mayores mentiras que se puede crear el adicto, una excusa para volver a consumir una vez más.

Impresionante fue un día en el centro, en el que iba a ingresar un compañero, muy duro de ver, cuando llegó con su familia, sus padres, ya mayores, y todo puesto por consumo de heroína que fumaba.

Muy duro vuelvo a decir, porque desde la ventana de mi habitación se vio todo, como la madre, permisible por no sufrir más, a la petición de su hijo, que le dejaran antes de entrar fumarse otro chino, mientras el padre descorazonado y sin saber cómo actuar, le pedía que por favor entrase ya, evidentemente ingresar en esas guisas no es aceptable, por lo que los padres se vieron en la tesitura, después del viaje de volver o por favor que lo dejaran dentro.

Qué pena, porque al final el adicto, cogió camino del puente, y el padre consiguió meter a su mujer en el coche, imaginen el espectáculo, tuvo que ser la guardia civil, tras varias horas quien lo encontró al lado del puente, dormido por el colocón.

Sígueme en mí Podcast.

Para poder ver este contenido debe estar registrado en la web. Si aun no esta registrado le agradeceria lo hiciera, podrá ver más entradas solo para usuarios registrados. muchas gracias.

Ayuda compartiendo este Blog

Deja un comentario

Ayuda difundiendo este Blog Compartir es dar ayuda