1 llamada familiar.

Cuando una llamada puede convertirse en algo tan importante.

08-04-2011 Dia 13

1 llamada familiar sube la autoestima.

Me he levantado a las 6 de la mañana, quizás no he dormido bien porque hoy recibo por primera vez desde que estoy en el centro la llamada de mis familiares, me encuentro intranquilo, aunque deseando hablar con ellos, creo que solo puedo recibir 1 llamada por persona, hecho mucho de menos a mi pareja y la niña, también a mi perrita, no sabe nadie lo que me ha ayudado mi perrita.

Espero que sea un día feliz y que todo vaya bien en casa, además al ser viernes tendré más tiempo para poder hablar con mi pareja que sale antes de trabajar y podrá recoger a la niña, así podré recibir también su llamada.

El fin de semana se pasa rápido y se me hace ameno, pues la rutina de los días con actividades terapéuticas, a veces, se hace cansada, aunque no da tiempo para aburrirse, ya que estamos la mayoría del tiempo ocupados en una actividad u otra.

He recibido las llamadas de mis seres queridos, aunque ha sido durante la comida y no he comido en condiciones, pero ha merecido la pena y ha hecho aumentar mi voluntad de hacer lo que he decidido hacer, cada vez me alegro más de querer dejar el alcohol.

Mi niña me ha llamado la primera, la echo mucho de menos, la veo cada vez más inteligente, también mi madre y cuñado y por supuesto mi pareja, con la que no he podido hablar mucho, pero con las cartas y demás llamadas podemos ir comunicándonos más frecuentemente.

Ha sido un mediodía ajetreado, pues cada llamada ha coincidido con la comida he tenido que buscar apoyo para cubrir mi responsabilidad de mesa, aunque se me ha olvidado la responsabilidad de televisión.

El esfuerzo tiene recompensa.

Después de comer fuimos a otra de las actividades cotidianas, la de autocrítica, pero al ir entrar un monitor me ha venido a buscar y dando un paseo hasta la isla mientras hablábamos me ha preguntado qué tal estaba, y me ha comentado que me veía muy bien, pero que tenga cuidado de no ir muy deprisa, todo esto me ha hecho sentirme muy bien y después de las llamadas de mis familiares y la observación del monitor me ha vuelto a aumentar mi autoestima y voluntad de seguir esforzándome, también mi madre me comentó durante la llamada que me notaba más tranquilo.

Conversación toxicológica.

El paseo de la tarde ha sido más bien poco provechoso por la gente solo fuimos ¿…?, ¿…? Y yo. Aunque al final no me ha gustado, más que nada por la conversación que llevaban manteniendo los dos, una conversación totalmente toxicológica y desde luego no es lo más recomendable como conversación. Ya nos advirtieron sobre estas conversaciones que, si no se saben manejar y continúan, se puede llegar a un estado de apatía y desgana de continuar el tratamiento.

Debería de haberles advertido del tipo de conversación, pero sinceramente me parecen dos compañeros abocados al fracaso.

Y no me equivocaba, uno abandonó el centro llevando cuatro meses, y otro, con el cual tenía más trato recayó en una salida después de llevar más de seis meses

Por fin tiempo y tranquilidad.

La tarde en si se me sigue haciendo larga, aún a las 19:30 nos queda otra actividad, entrar en valoración, y como responsable de mesa montar el comedor, no hay manera de sacar tiempo suficiente para poder escribir en el diario con tranquilidad y mucho menos para leer, ya casi no lo hago porque no me da tiempo nada más que unas páginas y me quedo a medias, pierdo el hilo del libro.

Espero que todo vaya como yo quiero en el tema de ser paciente, ya que es mi meta terapéutica y me esfuerzo en conseguirla, estoy deseando ver a mi familia y que vean cómo he mejorado gracias a su ayuda y mi esfuerzo que no es poco.

Al final no hemos entrado en valoración y por fin he tenido tiempo para poder dedicarlo a lo que tanto echo de menos, escribir y poder leer con tranquilidad. Por lo visto el equipo técnico ha decidido que el fin de semana haremos más actividades de paseo y deportes y como tenemos que prepararlo nos han dado el tiempo de valoración.

He aprovechado y he escrito una carta a mi hermana que no pudo aprovechar la llamada que le correspondía.

También me ha venido bien tener horarios, así no tengo que hacer el planing de habitación y me da un poco más de tiempo. Es una pena no poder salir a pasear cuando uno quisiera. Hace una noche muy buena y apetece despejarse.

Podcast.

Para poder ver este contenido debe estar registrado en la web. Si aun no esta registrado le agradeceria lo hiciera, podrá ver más entradas solo para usuarios registrados. muchas gracias.

Ayuda compartiendo este Blog

Deja un comentario

Ayuda difundiendo este Blog Compartir es dar ayuda